Bf 109 K-4 ITALERI 2805

Bf 109 K-4

27,95 €
Impuestos incluidos

Bf 109 K-4, es una maqueta de la marca ITALERI a escala 1/48. En este set nos vamos a encontrar con las piezas necesarias para el montaje de la maqueta del avión Bf 109 K-4, fabricadas en plástico, libro de instrucciones para su montaje y pintura, con historia del modelo, y lamina de calcas para la decoración de cuatro versiones diferentes.

El Messerschmitt Bf 109, es sin duda uno de los aviones de combate más famosos de la Segunda Guerra Mundial, y puede considerarse uno de los símbolos de la Luftwaffe. En el transcurso del conflicto, fue actualizado regularmente en términos de motores y armamento, para intentar seguir siendo capaz de enfrentarse a aviones más modernos y de mayor rendimiento. El Bf 109 K-4 Kurfürst, introducido a finales de 1944, y derivado sustancialmente del modelo G, fue la última versión producida del famoso caza alemán. Estaba equipado con un potente motor Daimler-Benz DB 605 sobrealimentado de 2000 CV, y era capaz de superar los 720 km/h con una buena velocidad de ascenso. Armado con un potente cañón MK108 de 30 mm, instalado en el cubo de la hélice, y dos ametralladoras MG 131 de 13 mm. en el capó del motor, cuando estaba en manos de pilotos experimentados podía competir en igualdad de condiciones con los cazas aliados y soviéticos más avanzados. ITALERI 2805

Cantidad
Disponible

Bf 109 K-4, es una maqueta de la marca ITALERI a escala 1:48. Con este set vamos a poder montar el modelo Bf 109 K-4, un modelo utilizado por el ejército alemán durante la Segunda Guerra Mundial, y que acabo convirtiéndose en todo un símbolo de la Luftwaffe. 

El Messerschmitt Bf-109, era un avión de combate clásico alemán, monomotor, de estructura metálica y de ala baja. Resultó ser el caza básico, y el más producido, de la Luftwaffe, durante la Segunda Guerra Mundial. El prototipo voló el 29 de mayo de 1935, y la producción en serie duró desde 1936 hasta 1945. Se estima que en total se produjeron unos 35.000 cazas Messerschmitt Bf-109 de todas las versiones, muchos de los cuales fueron a parar a las fuerzas aéreas checas e israelíes después de la guerra. Las raíces del Bf-109, se remontan a un concurso convocado por la Luftwaffe en 1933 para un nuevo avión de combate. En competencia con el He-112, el Bf-109 no tuvo éxito al principio, pero gracias a las intrigas de Willie Messerschmitt, el proyecto pudo continuar, y finalmente se convirtió en el ganador de la competición, pasando a ser el caza básico de la Luftwaffe. Se produjeron varias variantes importantes del Bf-109. La primera serie de preproducción fue el Bf-109B (Berta), con diversas versiones del motor Junkers Jumo 210 (A o Da). Se probaron en España a partir de 1937, durante la Guerra Civil. Otra versión fue el Bf-109C (Caesar), tenían un motor diferente al de la versión B, y un armamento ampliado que consistía en dos cañones de 20 mm y 2 km cal.7.92 mm. Estas máquinas también lucharon en los cielos de España. La tercera versión fue el Bf-109D (Dora), con motor Junkers Jumo 210 Da o Daimler-Benz DB 600, luchó en la Campaña de Septiembre, pero a finales de 1939/1940 fue sustituido por la versión E. El modelo más famoso fue el Bf-109E (Emil), con motor Daimler-Benz 601A o N, fue el primer modelo que utilizó una pala triple en lugar de una pala doble. Los Bf-109E lucharon en la campaña de Francia, sobre Inglaterra, en el Norte de África y en el Frente Oriental. El piloto que comenzó su carrera con el Bf-109E, fue el famoso Adolf Galland. La siguiente versión fue el Bf-109F (Friedrich), que según los pilotos alemanes era el más perfecto aerodinámicamente. Tenía el fuselaje, las alas y el carenado de la cabina modificados, pero no tenía un motor nuevo. Se puso en servicio a finales de 1940/1941. Como parte del desarrollo del diseño se desarrollaron otras especificaciones del Bf-109, de las cuales la versión G (Gustav), fue la que se produjo en mayor número de ejemplares. El cambio más significativo para aumentar el rendimiento de la máquina, fue la instalación de un nuevo motor Daimler-Benz DB605A de 12 cilindros y 1475 CV. El Bf-109G estaba armado con un par de ametralladoras de 13 mm situadas en el fuselaje, delante del carenado de la cabina, y un cañón MG151 de 20 mm, o el más pesado MK108 de 30 mm. La última versión producida en serie fue el Bf-109K (Kurfirst), cuya producción comenzó en octubre de 1944. El motor era un Daimler-Benz DB 605DB o DC. El Bf-109K, fue la versión más rápida producida en la Segunda Guerra Mundial, alcanzando hasta 730 km/h. Además, había dos versiones, la H y la Z, pero éstas eran más bien experimentales, y su producción en serie no comenzó. Otras mejoras en el campo de la propulsión y el armamento convirtieron al Messerschmitt Bf-109 en uno de los cazas más potentes de la Segunda Guerra Mundial y, al mismo tiempo, mostraron el enorme potencial del fuselaje algo anguloso creado por Willie Messerschmitt.

Datos técnicos (versión Bf-109 G-6): Longitud: 8,95 m, envergadura: 9,92 m, altura: 2,6 m, velocidad máxima: 640 km/h, velocidad de ascenso: 17m/s, alcance máximo: 850km, techo máximo 12000m, armamento: fijo - 2 ametralladoras MG131 cal.13mm y 1 cañón MG151 cal.20mm, suspendido-250 kg de bombas, o 2 lanzamisiles Wfr. Grado 21.

ITALERI 2805


8001283028059

Referencias específicas